MODIFICACIÓN DEL CÓDIGO PENAL EN MATERIA DE MALTRATO ANIMAL.

El 29 de marzo se publicó la Ley Orgánica 3/2023, de 28 de marzo, de modificación de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, en materia de maltrato animal.

Según el preámbulo a través de la presente reforma, siguiendo los pasos de los legisladores alemán y británico se incluye en nuestro ordenamiento jurídico la expresión «animal vertebrado», que sustituye y amplía la lista tasada de animales protegidos por el actual Código Penal. De este modo, no únicamente los animales domésticos, domesticados, o que convivan con el ser humano verán su integridad física y emocional salvaguardada por la norma penal, sino que a ellos se añaden los animales silvestres que viven en libertad.

Se incorporan al delito de maltrato animal nuevas agravantes, que permitirán la imposición de penas más graves en aquellos casos que merecen mayor reproche, y se contempla, también, la posibilidad de adopción de medidas cautelares por parte de los jueces y tribunales, incluyendo el cambio sobre la titularidad y cuidado animal, con el fin de salvaguardar el bien jurídico protegido en estos delitos como es la vida, la integridad y la salud de los animales.

Es importante destacar la constatación del vínculo existente entre el maltrato a los animales y la violencia interpersonal obliga también a tener en cuenta como circunstancia agravante la violencia instrumental que se realiza con animales en el ámbito de la violencia de género.

¿pero todo esto es verdad?

Analizando las modificaciones de artículos que ya existían y los nuevos que se han creado, observamos que nace un nuevo titulo en nuestro Código Penal y es el de “de los delitos contra la fauna y flora”.

Los artículos modificados son 334, 335 y 336. También se suprime el art. 337 bis para crearse el art. 340 bis, art. 340 quater y art.  340 quinquies.

A rasgos generales podemos resumirlo en que:

– Se pena mayor a los delitos cometidos a los animales domésticos que al resto de animales vertebrados.

– Las penas son alterativas entre multa o prisión, además de las accesorias de prohibición de portes de armas etc.

– Se establece expresamente la posibilidad de que el juzgado adopte medidas de titularidad y cuidado del animal como medida cautelar en aras de proteger el animal.

– Se crea un tipo penal expresamente dedicado al abandono (art. 340 ter.), igualmente se crea el tipo penal de delito leve para el maltrato psicológico del animal o aquel que cuando las lesiones al animal no requieran de tratamiento veterinario (art. 340 bis. 4.).

– Es un tipo penal agravado maltratar a un animal para producir un menoscabo psíquico a la que puede ser una víctima de violencia de género (art. 340 bis.2 g) y también lo que está muy de moda lamentablemente por la creación de redes sociales, el hecho de difundirá través de las tecnologías el maltrato animal (art. 340 bis.2 h).

¿Hemos avanzado?

En nuestra humilde opinión en unas cuestiones sí, pero en otras no. No se entiende como el legislador crea penas alternativas a elegir entre multa y prisión, pues ya sabemos que en la practica habitual las penas de prisión se pueden suspender su ejecución por el art. 80 del Código Penal, y, por otro lado, evidentemente el autor de los hechos siempre va elegir pagar una mera multa. Tampoco se entiende porque deja fuera a los animales invertebrados y se pena menos a los animales que no sean domésticos, como si no sufrieran igual que cualquier animal.

Los animales como sabéis por la modificación del Código Civil dejan de tener la condición de cosas para ser seres que sienten, sin embargo, parece ser que para el legislador crear una reforma que cuide y proteja a los animales de una forma completa como ellos merecen mentalmente no estamos preparados como ocurre en otros países de la UE.

“No hay ninguna diferencia fundamental entre el hombre y los animales en su capacidad de sentir placer y dolor, felicidad y miseria” Charles Darwin.

Compartir:

También te puede interesar...

LAS FAMILIAS MONOPARENTALES CON DOS HIJOS SERÁN FAMILIAS NUMEROSAS.

DÍAS HÁBILES PARA CUIDADO DE FAMILIARES.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad